Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de noviembre 4, 2016

PARECE QUE ESTÁS...

Parece que estás, lo parece... Parece que estás, parece que estás en esa magia... Parece que das. Parece que ofrezcas una ofrenda ritualística. El bien y el mal te encamina por la senda. Todo honor y toda gloria,  por los siglos de los siglos,  como decía esa madre, la atea,  cuando reprendía la acción del cura... Se burlaba con inquina maliciosa por lo bajo, cuando escuchaba el sermón, en lugar de vanagloriar la homilía catalizadora. Por la senda, por la senda. Trasiego fue mi infancia. A la comba, cordereta, a pillar, a esconderse, entre árboles centenarios, robles y pinos, mandarinas, alcachofas silvestres, de borde naturaleza... jofainas, café de achicoria,  calderetas y pucheros,  conejos, hámsters y tortuguitas de río. Me acuerdo de los perros con pulgas  y de los mendigos católicos sufragados por la Iglesia. Todo huele a requiebro,  a historias de estraperlo de mi abuela A cochambrosos seiscientos amarillos. A rezos y a compadres estirados.  A autoritarios ro-ros para dormir. Hasta que apareciste tú…

VISITAS POR PAISES