Entradas

EL TREN Y LA ENSAIMADA

Clavé la mirada libre,  de mis ojos verdes apresados, en los criterios heterodoxos de tus sublimes brazos,  ¿de cuántos besos y abrazos estaremos hablando?
Pasmada me quedo,  observando las roturas y las tenebrosas florituras de aquello que se debe obviar; toda lucha es dura y ardua, de pasmo solemos gritar. ¿Pero qué hay de la práctica en la soltura de las batallas por dar? Recuerda que no está de más la prueba y la forma en demostrar.

Se abrió un pétalo de rosa,  se cortó la mala yerba, se quemaron los rastrojos, aunque solo fuera unas horas. Días, a más tardar.  Unos pocos años, si me apuras,  cuesta repoblar jardines y campos  tras un incendio. Y me enerva. Porque aun tengo la espina ¡ay, púa que escalda!  clavada en el duodeno.
Tengo frío, estoy cansada,  espinada y contrahecha por los huesos.  Aunque la rosa florezca,  cantando entre rosales a los abriles con olor a lavanda. Hay una tregua inspiradora. Miles de aprendices, cadetes, rodean la pradera madre, la del sol que reseca la contienda y aporta clorofila a la…
Entradas recientes

Blogs interesantes

Mi otro Blog

votar follow us in feedly Dame tu voto en HispaBloggers!  Estadísticas
Donar. Más información
MundoLiterarioTusrelatosUnión Hispano Mundial de Escritores
NetWriters